“¡Qué mal me va!”…. ¡No soporto esa frase!

No entiendo cómo una frase así se pone de moda y casi todo el mundo la repite indiscriminadamente, porque “mucha gente la dice”.

¿Porqué tenemos que afirmar y reafirmar lo mal que está nuestro país, nuestra sociedad o el mundo en que vivimos? ¿Porqué se nos hace tan fácil quejarnos y a la vez tan difícil resaltar lo positivo, expresar nuestra admiración y gratitud a los demás?

Pues yo quiero afirmar y reafirmar que SOY FELIZ. Y que TODO ME VA SÚPER. Me puede ir mejor, pero eso no es señal de “lo mal que me va”. Es indicio de que tengo espacio para crecer, para aprender, de que las cosas que no son tan buenas tienen remedio y de que hay esperanza. Y agradezco a mi familia: Grisselle, Angélica e Ismael, porque ellos son, a la misma vez, causa y parte de mi felicidad. Agradezco al resto de mi familia, a mis amigos, a las personas que se han cruzado en mi camino y han enriquecido mi vida. Gracias por que todos han contribuido a mi felicidad.

Demos gracias, no pensando que nos conformamos con lo que somos y tenemos, ni pensando que todo podría ser peor. Demos gracias sintiéndonos afortunados, maravillados por todas las cosas que componen nuestras vidas, nuestra existencia.

¡SÍ!

¡Quiero enterarme de las noticias y más reciente información!

Únete a nuestra lista de envíos para recibir las últimas noticias e información de nuestro equipo.

¡Gracias por tu apoyo!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo!

Agradecemos y apreciamos tu apoyo.